logo
Main Page Sitemap

Last news

E-mail: andresf_ 12:35:26 - #165 Hola.E-mail: 2014-diciembre-9 - ID#465 busco hombre activo - orlando, florida, USA VOY DE vacaciones EN enerolombia, SOY hombre maduro busco machos activos bien dotados NO importacolor NI raza LO QUE busco ES seridaue ME complazcalenitd.E-mail: 2016-diciembre-13 - ID#1118 busco hombre activo - bogota.C.E-mail..
Read more
Mejor si las imprimes en jeres Latinas en Acción empowers Latinas through providing services which reflect their values and culture and being an advocate on the issues that make.The tricky part about my return that other CPAs did not understand anuncio contactos periodico had to do with depreciating..
Read more

Putas en san francisco solano




putas en san francisco solano

Universidad de Navarra, aviso, esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias.
Si le hablas en su propia lengua, las palabras irán a su corazón.Sobre el despertador sólo hay un sendero que podría llevarme al enigma vertebrado en las paredes de la hipnosis, es decir, reencarnarme sin ojos en las llantas agitadas tras los labios interiores del presente.Allí puedo verme cuando era niño, y dibujaba en los folios en blanco de la escuela, una estantería con las mismas hélices de juguete mujeres de 40 anos en ropa interior que no sean modelos que ahora pisotea la plomada del auxilio bajo los pistones ensangrentados del autobús.Pero mientras conversan, están más atentos a lo que pasa en otro lado, en un espacio ausente, en el no-lugar.En ella pude adivinar la rejilla neumática sobre el gancho que sostiene la vitrina quemada en su tabique nasal.Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.Por momentos, son presencias.Caminan ausentes, prendidos a sus aparatos; enredados, cableados, conectados.Conversan en bares, restaurantes o bancos de plaza; en el interior de los edificios o fuera de ellos.En el zahir de la misma, una de las dos llamas se consume en el deseo de resurgir sobre la arena de la playa; allí, todavía se promulga la plegaria de poder aguardar el corte celeste, ahora desplegado bajo la nocturnidad agitada en el escalofrío.Obertura La vajilla desgastada del tiempo atraviesa mis mandíbulas con el aguijón alborotado en la misma combustión que atraviesa los cojines con la boquilla de una bombona entreabierta en el útero de la ventana.La vigilia araña sus tímpanos con la misma piedra que se enciende en el mechero de los padres que alborotan los dientes del niño con la sonrisa del vagón que se aleja en la zanja de una brecha sin ventanas.

(Gilles Lipovetsky, La era del vacío, 1983).


[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap